martes, mayo 02, 2006

“Y la cultura... ¿para cuándo?" o empleados públicos sin iniciativa

Nos dice Victoria Ferrer: “Y la cultura... ¿para cuándo? Estimado Iñigo: Comprendo que el vuestro es un sitio en donde tenemos acceso a todas las novedades en lo que respecta a los negocios, pero también he visto que se le brinda espacio a los eventos musicales y de otra índole pero ya dentro del ámbito cultural. El motivo de mi mail es proponer un tema a debatir... Cómo es de público conocimiento el segundo Coliseo de nuestro país se encuentra en crisis, obviamente por falta de presupuesto. La temporada operística ha sido levantada y corre riesgo también toda la programación del Teatro Libertador San Martín del año en curso.... El titular de la Agencia Córdoba Cultura ha expresado que el problema no esta dentro del ámbito de su competencia... Yo me pregunto... si esta crisis no es de su competencia... ¿de quién es? Como miembro del Coro del Seminario de Canto del Libertador S Martín (cuyos integrantes no percibimos remuneración) me siento profundamente afectada por este tema. La música y el arte nos llenan el alma y nos elevan cada día... ¿No va siendo hora de tomar conciencia? Gracias por tu espacio. Saludos”.
(NdelE: Excelente tema para abordar desde Infonegocios… Y empiezo yo: ¿es un prejuicio mío o los “elencos estables” de los teatros oficiales están más cerca de la empleada pública de Gasalla que de artistas con vocación emprendedora para hacer una carrera de su vocación? ¡Tiren(me) y peguen(me) en el Blog aquí en Comments.).

9 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece que la empleada de Gasalla poco tiene que ver en esto. Estamos hablando de la parte cultural de nuestro pueblo y la lamentable falta de presupuesto, o la falta de estimulo hacia ello.
O como contrapartida, la gente tiene otras necesidades/prioridades que cubrir y la parte cultural pasa a un tercer plano?

Soledad Huespe dijo...

Iñigo, la ciudad de Córdoba, una de las capitales con mayor patrimonio histórico de la Argentina, fue elegida por el Bureau de Capitales Culturales entre otras doce metrópolis del continente para ser la "Capital Americana de la Cultura" 2006. Es un reconocimiento que tiene como objetivo promover la integración interamericana desde el ámbito cultural, contribuir a un mejor conocimiento entre los pueblos del continente americano y por último (y no por ello menor) promover internacionalmente a la ciudad de Córdoba y a sus artistas.
No obstante, existe otra realidad, la de los artistas independientes (y no tanto, como los que pertenecen a los elencos de nuestros teatros -más allá de que dependan de quien dependan-) que todos los días dan batalla a la realidad para poder vivir de su arte. La gran pregunta es: ¿Se puede vivir del arte en la Capital Americana de la Cultura? Contribuyo al debate...

Anónimo dijo...

Los elencos estables del Teatro San Martín son profesionales de alto nivel internacional, lo digo como expectadora; y creo q el señor titular de la Agencia Córdoba Cultura se ocupa demasiado (y destina muuuucho dinero) a espectáculos no tan culturales pero seguro más redituables... y tendría que empezar a buscar soluciones para el conflicto que vive el Teatro San Martín.

Andres Hussey dijo...

Marketing Inigo, Marketing!! Los negocios no se hacen rentables recortando costos, sino comunicando para el crecimiento. Y en cultura cual sera la diferencia? Las bailantas, los cuartetos, el rock,los musicos populares TODOS promocionan (y como!!) sus actuaciones, ya que nadie ira a una fiesta de la que no se entero'.
Un abrazo.

Lic. Di Marco dijo...

Error Iñigo, y muy grande. Tengo conocidos en la sinfónica. Es gente qque a tocado en La Scala de Milán, que ha tocado para el papa y para los reyes de España. Gente que se siente muy frustrada con cuatro o cinco conciertos al año, y no merecen esos comentarios. Muchos de ellos buscan asociarse y formar orquestas alternativas, desarrollar su propia agenda. Todo eso por un sueldo que no cubre el mantenimiento de los instrumentos (carísimos todos ellos). Pero tarde o temprano terminan por entender algo: por más que estén con el violín en la mano desde la más temprana infancia, su futuro profesional no tiene espacio en Córdoba, y escasos rincones en Argentina.

Ivana Fernández dijo...

Estimado Iñigo: Coincido con la Señora Ferrer. No puede ser que la gente vinculada al arte y a la cultura en Córdoba, esté pasando por esta situación. Siento que la falta de reconocimento a su labor y a su esfuerzo genera una paradoja, con
respecto la designación oficial a la Ciudad de Córdoba, llamada "La Docta", como "Capital Americana de la Cultura"; si bien el tema se trata diferente tanto a nivel municipal como provincial, pero no por ello deja de ser un tema menor. Entonces, yo me pregunto: y la
Cultura donde queda, si nosotros, los cordobeses, no valoramos estos esfuerzos y apoyamos lo que es nuestro?. Espero que se solucione pronto, no solo por el bien de los trabajadores afectados que cumplen un gran rol dentro de la sociedad -como es el de difundir la cultura de Córdoba- sino tambien por la continuidad de los diversos espacios que se generan en torno a este ámbito cultural.
Desde ya gracias!

Anónimo dijo...

Me parece que tu comentario se hace desde una visión comercial o de negocios. La cultura en los grandes países de alguna manera es subsidiada y promovida por el Estado (con mayúsculas, no como nuestra agencia córdoba incultura)en algunos o muchos casos con la integración de aportes privados. No hay emprendimiento privado que por si mismo se pueda bancar una Sinfónica o Ballet estable de cierto nivel. Artistas con esas exigencias de formación o calidad no pueden estar 'buscando el mango' en emprendimientos privados porque es incompatible con su calidad artística, inclusive con su ideosincracia y mentalidad. Por supuesto la gestión pública en esta área (y en todas) debe incluir los requisitos de calidad y exigencias de cumplimiento, capacitación etc hacia los empleados y de eficiencia y optimización de producto hacia los eventos que genera. Creo que es erróneo y no ayuda a encotrar la solución pensar que el foco del problema está en la burocratización de los artistas. El problema está en la histórica falta de políticas culturales y en la crónica incapacidad de los funcionarios que manejan lo poco que se hace.

Anónimo dijo...

Iñigo... menos "picza y champán" en elegantes bares y restós de "bisnis" y de vez en cuando asistí - junto con algunos de tus habituales contertulios - a las presentaciones del elenco estable del Libertador.
Adhiero plenamente a la idea del marketing, pero luego de re-encender el fuego sagrado que muchos "privados" parecen haber apagado con tanta 4x4, pura rentabilidad, merlots y plasmas.

Lic. Di Marco dijo...

Cierto lo del mkt, una de las iniciativas de los músicos es hacerse sponsorear, y dentro de la sinfónica ya hay algunos proyectos al respecto, saludos, muy bueno el diario.